Erubiel se ganó el corazón de los veracruzanos en MasterChef