“Estaba hasta la madre”: por qué Paco Villa decidió renunciar a Televisa

Uno de los mejores narradores de fútbol de los últimos tiempos en Televisa se llama Paco Villa, quien con sus intensas palabras y emociones expresadas a través de un micrófono ha exaltado a varios espectadores durante los partidos en los que se encuentra trabajando.

Sin embargo, algunos años estuvo fuera de esta televisora, pues ya no se sentía cómodo trabajando ahí y llegó un punto en el que “estaba hasta la madre” en términos de lo profesional, situación que lo llevó a tomar un camino diferente, como lo han hecho varios de sus compañeros.

Así se lo confesó a Toño de Valdés en una entrevista que le realizó para su canal de YouTube. En el video detalló que tras 17 años en la empresa, decidió cambiar de “aires” para obtener un reto laboral, lo cual implicaba salir de Televisa.

“Yo era director editorial de TDN antes de la fusión de lo que hoy conocemos como TUDN. Fue un tema totalmente personal, en lo profesional llevaba 17 años en la empresa muy bien tratado, pero básicamente estaba hasta la madre”, detalló el comentarista deportivo.

Su próximo destino fue Univisión. En 2017 emprendió su camino y abandonó las filas de la televisora propiedad de Emilio Azcárraga. Sin embargo, el gusto le duró poco, pues en 2019 se fusionaron para crear el nuevo concepto denominado TUDN, el cual trajo de vuelta a varios comentaristas además de Villa, como fue el caso del “Perro” Bermúdez.

“Llega un momento en que necesitas un cambio en todos los sentidos y no es que estuviera hasta la madre por algún mal trato, sino que llega un momento en que se conjugan tantas cosas que lo necesitas”, sentenció el periodista.

Otra de las grandes anécdotas que compartió durante la charla fue el primero de sus momentos cumbres en la televisión nacional: el gol de chilena marcado por Raúl Jiménez ante Panamá, en el Estadio Azteca, durante las eliminatorias mundialistas para Brasil 2014.

En aquel momento, México estaba empatando el juego en lo que iba a ser una tragedia más durante ese proceso mundialista, pero el ahora delantero de los Wolves recibió un pase de Fernando Arce, el balón se elevó, Jiménez se lanzó e impactó el balón para colocarlo en la base del poste izquierdo y mandarla a las redes.

La euforia se apoderó de los fanáticos y comentaristas, quienes explotaron al unísono para cantar tan bello gol. No obstante, para Villa no fue la mejor noche, ya que se encontraba sufriendo los estragos de la influenza.

“Ese día llegué al Estadio Azteca con temperatura, resulta que tenía influenza y no lo sabía, me fue subiendo la temperatura durante el juego. Te soy honesto, no me siento orgulloso de esa narración porque perdí la voz casi todo el juego. Cada vez que escucho esa narración no me gusta, salió con lo poco de voz que tuve”, mencionó Paco Villa.

Otra gran historia que conmovió a propios y extraños fue su reacción ante el noveno campeonato conseguido por el Cruz Azul el torneo pasado. Villa es un ferviente seguidor de la Máquina Celeste, sentimiento que lo hizo explotar de la emoción durante la narración de la final y cuando llegó a su casa con su familia.

#Infobae

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *