¿REGIDORAS DEL PUEBLO O DE PAPEL?