A pesar del dolor soy mujer de fe; 3 años luchando contra el cáncer

Veracruz, Ver.- Vivir con cáncer es vivir una lucha diaria preguntándose ¿Y si no lo logro?, pero mis hijos y mi familia son el motor para seguir, aseveró Norma Utrera Guevara de 48 años de edad, lleva casi tres años luchando contra el cáncer.

Apenas el martes 2 de febrero fue sometida a una cirugía de ovarios de la cual está en recuperación.

Su historia comenzó en el 2018 cuando después de realizarse una mastografía en un módulo de la caravana rosa, su seno izquierdo reaccionó con una inflamación.

A pesar de la inflamación, el resultado de la mastografía no arrojó indicios de cáncer, pero debido al aumento en el dolor decidió acudir con su ginecólogo particular.

El ginecólogo me dio tratamiento para desinflamar y lograr aminorar la fibrosis aguda que se había generado y así fue como en 4 meses se detectó que la inflamación se redujo a una bola del tamaño de un limón. La mastografía no arrojó indicios de cáncer, pero volví a hacerme los estudios, el resultado de la radiografía decía ser un resultado con Birs I, que equivale a un resultado difícil de definir y se recomienda el ultrasonido”, dijo.

El siguiente paso fue practicar una biopsia que arrojó el resultado de un diagnóstico de cáncer de mamá lobulillar infiltrante, es decir que ya había salido del área del seno a los ganglios.

Posterior a ello era una inmediata cirugía de forma radical a mi seno izquierdo y extracción de ganglios para lo que entre a una serie de estudios clínicos de valoración y verificación de que no se encontrará cáncer en algún otro órgano, el resultado fue favorable porque el resto de mis órganos estaban sanos”, dijo

Norma, fue sometida a un tratamiento de 6 quimioterapias y 25 radioterapias, porque el cáncer se encontraba en fase II, del cual según estudios clínicos el 80% de los casos salen adelante y el 20% restante no lo supera.

Algunas pacientes no ponen de su parte y no aceptan los tratamientos por razones de creencias, religión y económica, donde esta última es de vital importancia al no contar con un servicio médico público, porque son muy caras las medicinas para quimioterapia y a veces aun teniendo servicio médico a veces hay que comprar uno o 2 de los 5, 6 o 7 medicamentos que se requieran, porque cada paciente recibimos lo adecuado para nuestro padecimiento, tipo y fase del dolor”, explicó.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *