Por suspensión, importadores perderán terreno frente a Pemex