La unidad de la OTAN que lideraría la respuesta a un ataque ruso está en España