Haitianos convirtieron la central camionera de Veracruz en un ‘campo de descanso’

Desde hace aproximadamente una semana ha disminuido el número de migrantes haitianos que llegan a la central camionera de la ciudad de Veracruz para comprar un boleto hacia la frontera norte del País.

Los taxistas que hacen base en el sitio afirman que el lugar estaba abarrotado de personas que tanto en la banqueta como en el camellón central de la avenida Díaz Mirón descansaban e incluso se dormían.https://googleads.g.doubleclick.net/pagead/ads?client=ca-pub-1952407401329432&output=html&h=268&slotname=7716496906&adk=2268890377&adf=3842228297&pi=t.ma~as.7716496906&w=412&fwrnh=102&lmt=1633371462&rafmt=1&psa=1&format=412×268&url=https%3A%2F%2Fpresencianoticias.com%2F2021%2F10%2F02%2Fhaitianos-convirtieron-la-central-camionera-de-veracruz-en-un-campo-de-descanso%2F&flash=0&fwr=1&rpe=1&resp_fmts=3&sfro=1&wgl=1&uach=WyJBbmRyb2lkIiwiMTAuMC4wIiwiIiwiTE0tSzUwMCIsIjk0LjAuNDYwNi42MSIsW10sbnVsbCxudWxsLCIiXQ..&dt=1633376357661&bpp=28&bdt=651&idt=29&shv=r20210929&mjsv=m202109270101&ptt=9&saldr=aa&abxe=1&cookie=ID%3Dd32f3c78e1ca2803-229c01245dc9006d%3AT%3D1626736199%3ART%3D1626736199%3AS%3DALNI_MbZSYzeTNyuHY7_yO7mStUtoVdgwA&prev_fmts=0x0&nras=1&correlator=4331835046695&frm=20&pv=1&ga_vid=524583134.1626736200&ga_sid=1633376358&ga_hid=115736468&ga_fc=0&u_tz=-300&u_his=50&u_h=892&u_w=412&u_ah=892&u_aw=412&u_cd=24&u_java=0&u_nplug=0&u_nmime=0&adx=0&ady=1006&biw=412&bih=757&scr_x=0&scr_y=0&eid=31062937%2C44748553&oid=2&pvsid=3830641174818691&pem=567&ref=https%3A%2F%2Fpresencianoticias.com%2Fcategory%2Festado%2F&eae=0&fc=1920&brdim=0%2C0%2C0%2C0%2C412%2C0%2C412%2C757%2C427%2C784&vis=1&rsz=%7C%7CeEbr%7C&abl=CS&pfx=0&fu=1152&bc=31&ifi=2&uci=a!2&btvi=1&fsb=1&xpc=3UDRyIJAbQ&p=https%3A//presencianoticias.com&dtd=67

Marco Antonio Rocha, trabajador del volante de la zona, afirma que en los últimos días la tendencia ha ido a la baja, pero en el transcurso de aproximadamente 15 días el movimiento fue impresionante.

«Convirtieron esto en un campo de descanso la verdad, había gente que sí se podía mover traía recursos propios para moverse, recursos propios viajar, pero había gente  que no y asociaciones les traían agua y comida».

Algunos de los taxistas prestaron servicios, los llevaban a los bancos y en el camino comentaban que venían huyendo del país por las catástrofes naturales, inestabilidad política y crisis económica.

«Había matrimonios, venían con niños, mujeres embarazadas, pero la verdad es que pobre gente porque imagínate mataron a su presidente, como ellos decían ‘qué puede ser de nosotros’ y la impresión con la que yo me quedé es pobre gente».

#Presencianoticias

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *