Plaza Clavijero, marcada por la muerte

Xalapa, Ver.-Eran apenas las siete de la noche. El ir y venir de transeúntes en la calle de Clavijero había disminuido, lo mismo los rondines de policías, permanentes desde Sayago hasta Altamirano, Revolución y Poeta.

De pronto, casi todo se detuvo y así lo hizo notar una vendedora de esquites y elotes en la esquina: “parece que ni el aire soplaba esa tarde”. En el local 05 y 06, “H” tuvo un presentimiento, miró los accesorios de telefonía celular, colocó una bolsa negra de plástico en la silla roja que tenía al frente, junto a un pequeño banco negro y una sombrilla e iba a voltear, ante la presencia de alguien a su espalda, pero ya no pudo; sólo sintió el martillazo de una Glock 9 milímetros que le destruyó el cerebro y lo llevó a la oscuridad de la muerte.

“H” no supo más de sí. No supo si fue uno o eran tres, si corrieron de Clavijero hacia Altamirano, si subieron hacia Victoria, hacia Xallitic o si tomaron algún vehículo o motocicleta. “Parece que en ese momento hasta el aire se detuvo”, insistió la vendedora de esquites con chile del que pica y chile del que no pica en esta rúa por la que transitan miles de capitalinos cada día.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *